Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

[ad_1]

Hace aproximadamente una década, BMW innovó al combinar los atributos característicos de un Sports Activity Vehicle con el ADN de un coupé clásico, naciendo así el BMW X6 y, con él, la categoría Sports Activity Coupe (SAC). Parecía una apuesta arriesgada, pero se han comercializado más de 443.000 unidades de las dos generaciones del X6 en todo el mundo. La tercera generación del BMW X6 sigue combinando un aspecto extrovertido con unas prestaciones sobresalientes y un diseño vanguardista. Si hay algo por lo que se caracteriza el nuevo X6 es por la claridad en las líneas, con un expresivo lenguaje…

Prueba BMW X6 xDrive30d 265 CV M Sport 2020: Apuesta segura

Prueba BMW X6 xDrive30d 265 CV M Sport 2020: Apuesta segura

2020-07-04

Álvaro Prieto Amaya

La nueva -y tercera- generación del BMW X6 llega con un diseño todavía más controvertido, una elevada carga tecnológica, una calidad de realización soberbia y muchas posibilidades de equipamiento. En su primera etapa comercial la oferta era algo reducida, pero con el paso del tiempo se han ido sumando nuevas alternativas, incluida una con pegatina ECO.

Diseño/Estética – 8.5

Calidad de acabado – 9.2

Equipamiento de serie – 7.5

Equipamiento opcional – 9.6

Habitabilidad – 8

Maletero – 7.8

Motor/Refinamiento – 8

Prestaciones – 7.8

Consumos – 7.5

Transmisión – 9

Dirección – 7.5

Frenos y neumáticos – 9

Comportamiento – 9

Calidad de rodadura – 9

Relación valor-precio – 7

8.3

Notable+

La nueva -y tercera- generación del BMW X6 llega con un diseño todavía más controvertido, una elevada carga tecnológica, una calidad de realización soberbia y muchas posibilidades de equipamiento. En su primera etapa comercial la oferta era algo reducida, pero con el paso del tiempo se han ido sumando nuevas alternativas, incluida una con pegatina ECO.

Hace aproximadamente una década, BMW innovó al combinar los atributos característicos de un Sports Activity Vehicle con el ADN de un coupé clásico, naciendo así el BMW X6 y, con él, la categoría Sports Activity Coupe (SAC). Parecía una apuesta arriesgada, pero se han comercializado más de 443.000 unidades de las dos generaciones del X6 en todo el mundo.

La tercera generación del BMW X6 sigue combinando un aspecto extrovertido con unas prestaciones sobresalientes y un diseño vanguardista. Si hay algo por lo que se caracteriza el nuevo X6 es por la claridad en las líneas, con un expresivo lenguaje de diseño que subraya su presencia musculosa, segura y dominante cargada de la última tecnología.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

El progreso es fácilmente perceptible en la amplia variedad de tecnologías que incorpora, lo que da lugar a una conducción mucho más confortable, deportiva y autónoma, una mayor capacidad fuera del asfalto e innovadores elementos de equipamiento como el  cuadro de instrumentos totalmente digital de la compañía bávara o la parrilla iluminada.

No hay que olvidar que los crossover y SUV suponen ya un tercio de las ventas para BMW y en ciertos países esa cuota se eleva mucho más, por lo que no es de extrañar que el en el nuevo X6 la firma bávara haya puesto toda la carne en el asador para dejar atrás al mismísimo Serie 7. La producción se lleva a cabo en la planta de BMW en Spartanburg (EE.UU.).

Diseño exterior

A nivel exterior, en el nuevo BMW X6 2020 podemos encontrar un frontal muy en la línea del actual X5, el cual inició la nueva senda estética que seguirán los modelos X, con superficies esculpidas y poderosas en todos los ángulos. En conjunto, vemos un nuevo lenguaje de diseño claro y robusto, a la vez que tecnológico.

En el frontal destaca una gran parrilla que, por primera vez y de forma opcional, puede estar iluminada para añadir un toque de exclusividad. Se trata de una parrilla activa que se abre en función de las necesidades de refrigeración del motor y se complementa con los ‘Air Breather’ laterales, produciendo una reducción significativa de las turbulencias de aire en las ruedas.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

La enorme parrilla de borde cromado se ve escoltada en sus extremos por la luz láser opcional con faros LED adaptativos y asistente para luz de carretera (ambos opcionales). Ofrecen una iluminación sensacional y con un tremendo alcance que supera holgadamente los 500 metros. En una posición intermedia se localizan los sensores de aparcamiento frontales de serie.

Las líneas del capó quedan bien marcadas y dan paso a una generosa luna delantera que ofrece excelente visibilidad.

En el tercio inferior vemos nuevas entradas de aire, dando cobijo la central al radar de los asistentes de conducción y las de los laterales a las luces antiniebla LED de diseño fino y horizontal. Se enmarcan en un embellecedor negro y no faltan los cromados nuevamente. Las entradas de aire son de mayor tamaño en el acabado ‘M’, al igual que el paragolpes es más afilado.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Visto de perfil ha ganado en empaque. El alargado capó y los marcados pasos de rueda le otorgan una vista más dura y musculosa, al tiempo que unas marcadas líneas que fluyen hacia la zaga. Presenta una generosa superficie acristalada –con cristales acústicos y posteriores tintados (opcionales) y no falta la mencionada salida de aire de la marca en la aleta delantera.

Llenan los pasos de rueda unas llantas de aleación de 21 pulgadas (hay hasta 22 pulgadas con múltiples diseños en opción) calzadas con neumáticos runflat Pirelli PZero en dimensiones 275/40 R21 107Y delante y 315/35 R21 111Y detrás. Estos neumáticos ofrecen un gran agarre y su adecuado perfil no repercute en una menor comodidad.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

La superficie de las puertas es limpia en su totalidad, con apertura y cierre sin llave. En este caso los espejos retrovisores integran los intermitentes y el inclinado techo le permite mantener su esencia de SAV Coupé (SAC) que tanto atrae al público. Podemos darle un toque deportivo con los frenos M opcionales con pinzas azules para que resulte aún más imponente.

Las carcasas de los retrovisores y el spoiler posterior pueden tener un acabado de carbono M.

El modelo es significativamente más grande que su predecesor: la longitud crece 26 mm hasta 4.935 mm; el ancho 15 mm para llegar a los 2.004 mm; y la altura disminuye en 6 mm, hasta 1.696 mm. La distancia entre ejes crece 42 mm, llegando a los 2.975 mm. Los anchos de vía delantero y trasero alcanzan los 1.678 y 1.688 mm, respectivamente, con un Cx de 0,32.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

La zaga es la que mayores cambios recibe y, a primera vista, parece un tanto peculiar. Las líneas del portón son muy afiladas, con un sutil spoiler y ópticas LED que nos recuerdan al Serie 8. En los extremos laterales, dos enormes salidas de aire recalcan su poderío, mientras que en la parte inferior no falta un generoso difusor con dos salidas de escape reales.

Tampoco faltan tira de sensores de aparcamiento posteriores y, en esta unidad, el Parking Assistant Plus con Surround View con Top ViewRemote 3D View, PDC y sistema de aparcamiento semiautónomo, que es opcional. Podemos sustituir los cromados de las ventanas y los carriles de techo por un color negro, un negro brillante o aluminio satinado.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Hay disponibles 12 colores exteriores para la carrocería entre los que podemos encontrar tonos más bien clásicos y diversos acabados. En este caso tenemos un Tansanitblau II metalizado.

Vista desde arriba, esta unidad de pruebas cuenta con una antena de tipo aleta de tiburón y un techo panorámico de cristal Sky Lounge que integra iluminación LED. Hay otro sin iluminación, también panorámico y de apertura eléctrica. Igualmente, están disponibles el cierre automático de puertas (SCA) y la visión nocturna con detección de peatones.

Diseño interior

Si pasamos al interior, la calidad de los acabados, el tacto de los controles y el remate de los ajustes es de primera, de lo mejor que encontramos en el segmento. No hay crujidos, no hay vibraciones y todo funciona como la seda, pues la calidad de realización es excelente, haciendo uso de materiales acolchados muy agradables y unos ajustes impecables.

Hay detalles de calidad como el salpicadero de cuero opcional o la llamativa iluminación interior, situándose en calidad y confort por encima de referentes como el Audi Q8 o el Volvo XC90. El volante es de nueva factura y en este caso es calefactado y deportivo M -opcionales-. Lo más llamativo es su iluminación cuando actúan los asistentes de conducción.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Tras el volante encontramos el nuevo cuadro de instrumentos digital de BMW (BMW Operating System 7.0). Con un diseño uniforme y personalizable, se complementa con la pantalla de control de 12,3 pulgadas de la consola central, que permite visualizar el contenido en tiempo real en hasta diez páginas del menú principal libremente configurables.

Me ha parecido curioso que la base de la guantera de las puertas no esté forrada en un modelo de esta categoría.

El conjunto es realmente intuitivo y sencillo de manejar. Además, el cliente tiene la opción de controlador todo mediante el mando del iDrive, el control táctil, el control de voz y el control mediante gestos, aunque es cierto que el MBUX de Mercedes-Benz está un escalón por encima. Tampoco falta un Head-Up Display opcional claramente estructurado en el parabrisas.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

El sistema multimedia cuenta con una amplia conectividad y se puede equipar con Wi-Fi, receptor DAB, información de tráfico, TV, Android AutoApple CarPlay.

El control del climatizador de cuatro zonas opcional destaca por el atractivo display para la temperatura, un detalle de alto valor. Como veis, toda esta superficie se ha rediseñado, al igual que las salidas de ventilación, y bajo las mismas encontramos algunos controles del sistema de información y entretenimiento.

Algo más abajo encontramos un hueco portaobjetos cubierto donde se ubican dos posavasos que pueden ser climatizados (entre 3 y 55 grados), una toma de 12V, el cargador inductivo del smartphone y una toma USB. Me ha llamado la atención que esta es la única toma USB convencional que hay, el resto son USB-C.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

La consola central queda rematada por el iDrive, la palanca de cambios con la aplicación de cristal ‘CraftedClarity’ opcional, el selector de modos de conducción, el Auto Hold, el freno de mano eléctrico y el control de descenso de pendientes. El nuevo paquete xOffroad añade los ajustes de la suspensión neumática y el selector de los modos de conducción fuera del asfalto.

Para el tapizado interior hay 16 tipos de cuero, con nueve tipos de molduras a juego. En este caso vemos el cuero Vernasca y los revestimientos en fibra de carbono. El techo puede ser de color anthrazit.

La consola central acaba en un cómodo reposabrazos fijo que esconde en su interior una guantera de aceptable tamaño. Es calefactable si equipamos el paquete de confort de temperatura delantero opcional. Para los asientos traseros también se ofrece calefacción opcional que se puede combinar con el climatizador de cuatro zonas.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Los asientos de confort delanteros opcionales son excelentes en mullido y agarre. Además, las funciones de masaje, la memoria, el soporte lumbar, la calefacción o la ventilación nos ayudan a encontrar la temperatura, la posición y la inclinación ideal para cada cuerpo, aunque suben notablemente la factura final. También están los de serie y los deportivos.

El acceso a las plazas traseras es bueno, pero el grado de apertura de las puertas puede mejorarse. Los cinturones no pueden regularse en altura.

Las dimensiones exteriores curiosamente no se traducen en mayor espacio interior. Ofrece buenas cotas en las plazas exteriores traseras, donde dos adultos pueden viajar cómodos, pero se queda bastante justo para viajar tres adultos. El mullido de la plaza central es duro, la altura más reducida y las salidas de ventilación posteriores limitan el espacio para las piernas. 

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

En cualquier caso, los pasajeros de la segunda fila viajarán extremadamente cómodos, ya que en ellas podemos equipar entretenimiento Professional y persianas para las ventanillas con plegado y desplegado mecánico. Por otra parte, es destacable la buena insonorización interior si equipamos los cristales acústicos opcionales.

El maletero es idéntico al de su predecesor e inferior al de todos sus rivales.

Respecto al maletero, este cubica un total de 580 litros, ampliables a 1.530 litros al abatir los asientos -40:20:40-, quedando el suelo plano. Cuenta con unas formas muy regulares y un doble fondo generoso que cuenta con soportes para albergar pequeñas herramientas, una rueda de repuesto de emergencia y la red de separación del maletero opcionales.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

En el piso del maletero podemos equipar carriles antideslizantes hinchables para evitar el excesivo deslizamiento del equipaje.

El portón es de accionamiento eléctrico y la bandeja dura y plegable sobre sí misma. El borde de carga se sitúa a 870 mm de altura al suelo, pero con la suspensión neumática puede ajustarse 40 milímetros más abajo para cargar objetos voluminosos. De manera opcional podemos equipar bola de remolque.

Motorización

La nueva generación del BMW X6 cuenta con una gama mecánica en la línea de sus rivales. En gasolina tenemos como acceso el xDrive40i con 340 CV de potencia. La siguiente opción, antes de saltar a los X6 M y X6 M Competition con 600 y 625 CV, respectivamente, es el M50i con 530 CV. Ambos se combinan con la caja automática de ocho relaciones y la tracción total.

En diésel se ofrecen los xDrive30d con 265 CV y el M50d asociado al explosivo bloque con 400 CV. La novedad más reciente es el xDrive40d con 340 CV, que se caracteriza por la integración de un sistema micro híbrido de 48 voltios que le permite ser más eficiente, espontáneo y beneficiarse del codiciado distintivo medioambiental ECO de la DGT.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Para la prueba me he decantado por la mecánica xDrive30d, equipada con un bloque de aluminio con dos árboles de levas en la culata, turbo, inyección directa por conducto común, geometría variable y admisión variables e intercooler que, con 2.993 cm3, seis cilindros y cuatro válvulas, desarrolla una potencia de 265 CV (195 kW) a 4.000 rpm.

Todo ello viene asociado a un par máximo de 620 Nm entre las 2.000 y las 2.500 rpm, lo que no representa un rango demasiado amplio de revoluciones. Sin embargo, que no te engañen esas cifras ni el hecho de que se trate de la versión de acceso, pues asociado a la transmisión automática de ocho relaciones nunca te faltará potencia.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Con sus cifras de potencia es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 6,5 segundos, recuperando de 80 a 120 km/h en torno a los 5,2 segundos (entre marchas) y alcanzando una velocidad máxima de 230 km/h. En carretera el motor gira a solo 1.500 rpm a 120 km/h.

Empieza a empujar con fuerza realmente a partir de las 1.900 rpm, aunque en una conducción tranquila, la transmisión sube de marcha en el entorno de las 1.800 vueltas, lo que junto al Start/Stop ayuda a contener los consumos. A un ritmo más elevado sin llegar a practicar una conducción deportiva, el cambio sube de marcha a unas 2.500 revoluciones.

Por lo general es un motor muy suave que entrega la potencia de manera enérgica y lineal, con cierta contundencia. Por las cifras de rendimiento se puede ver que no es el más veloz de la ga,a, pero sin lugar a duda es la mecánica más recomendada para aquellos que quieren una potencia razonable y suficiente sin que se disparen los consumos.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Como os digo, para la mayoría de los usuarios, las cifras de esta versión serán más que suficientes para cualquier uso del vehículo en diversos entornos (ciudad, autopista, carreteras secundarias…), ofreciendo a su vez buenos consumos en una conducción real. Además, el escape deportivo M de este acabado te hace sentir a bordo de una bestia.

El escape se controla mediante el Driving Experience Control, de forma que los modos de conducción SPORT y SPORT+ van acompañados de un sonido emocional y distintivo.

BMW declara 7.5 litros en ciclo combinado WLTP, pero el consumo urbano real ronda los 10 litros, bajando al entorno los 7.9 litros en carretera y deteniéndose en una media de 8.5 litros a los 100 kilómetros tras la semana de pruebas. El depósito de combustible tiene 80 litros de capacidad y, el de AdBlue, 22 litros.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Podemos encontrar cuatro modos de conducción: ECO Pro, ConfortSport y Adaptative, con un notable salto en reacciones entre ellos y posibilidades de personalización.

Cabe señalar que el cambio automático de ocho relaciones por convertidor de par es muy suave y suficientemente rápido tanto para un uso normal del X6 como algo más deportivo, siendo prácticamente imperceptible. La palanca tiene un modo secuencial y posición Sport, encontrando adicionalmente en este caso levas tras el volante.

Motor xDrive30d – 6 cilindros en línea
Cilindrada 2.993 cm³
Potencia 265 CV (195 kW) @ 4.000 rpm
Par 620 Nm @ 2.000 – 2.500 rpm
Peso 2.185 kilos
Dimensiones Lar/An/Al mm 4.935 / 2.004 / 1.696 mm
Volumen Maletero 580 (1.530) litros
Aceleración 0 a 100 km/h 6,5 segundos
Recuperación 80 a 120 km/h 5,2 segundos
Velocidad máxima 230 km/h
Consumo homologado 7.5 l/100 km en ciclo combinado
Emisiones CO2 por km 196 g/km de CO₂ (Euro 6)
Precio de partida 83.200 euros (este motor sin descuentos ni extras)

Comportamiento

Sin lugar a duda, los puntos fuertes del nuevo BMW X6 son el confort de marcha, la calidad de rodadura y el dinamismo de los que hace gala, lo que le sitúa en el escalafón más alto del segmento (a falta de poner a prueba el Porsche Cayenne Coupé, que también apunta muy alto).

La altura del puesto de conducción y del vehículo en cuestión nos proporcionan una vista de la carretera generosa y muy desahogada, sin embargo, sus dimensiones son considerables, especialmente la anchura, lo que nos complicará algo más la tarea de maniobrar en espacios estrechos a pesar de los asistentes. Además, la visibilidad natural hacia detrás es limitada.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

En este sentido, es de gran ayuda la dirección activa integral opcional. Hasta 60 km/h, el eje gira en sentido contrario a las ruedas delanteras para ofrecer más ángulo de giro (diámetro de giro entre paredes de 12.6 metros) y, a altas velocidades, el eje gira en el mismo sentido. Esto nos ofrece una dinámica mejorada en todos los sentidos.

Como cabría esperar en un vehículo de su calibre, la calidad de rodadura es sobresaliente, la insonorización está al nivel de los mejores y viajar a bordo del X6 es un verdadero gustazo. Es, sin duda alguna, el Serie7 de los SUV en este sentido, lo que se complementa con múltiples asistencias al conductor, incluida la conducción semi-autónoma.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Digna de mención es su capacidad para aunar un gran aplomo y estabilidad en carretera con uno de los mejores comportamientos dinámicos del segmento. Si bien la física es la física y son más de dos toneladas de peso, los balanceos quedan muy bien contenidos y la sensación de control y seguridad es muy elevada, incluso cuando le buscamos las cosquillas en tramos de curvas.

Los frenos deportivos ‘M’ (395 mm delante y 370 mm detrás) son de lo mejor del segmento. Son eficaces y contundentes, pero fácilmente dosificables y sin excesiva asistencia.

En este sentido, ayuda el diferencial deportivo M con distribución variable del par entre las ruedas traseras, que optimiza la tracción y la estabilidad al cambiar de carril de forma dinámica y al acelerar en la salida de las curvas, a velocidades elevadas y con independencia del estado del asfalto, también sobre nieve, hielo o grava.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Conectado con el Control Dinámico de Estabilidad (DSC), permite un manejo más preciso en aceleraciones transversales extremas y, la regulación continua y permanente del bloqueo del diferencial, nos ofrece una experiencia de conducción dinámica con un mejor control del vehículo.

Encontramos tres tipos de suspensión: la de serie, con muelles helicoidales, amortiguadores de dureza variable y reglaje deportivo; la Adaptive M Professional, con estabilizadoras activas y la dirección en las ruedas traseras; y la suspensión neumática, que permite regular la altura de la carrocería en un margen de 80 mm desde la consola central o la llave digital.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

En conjunto, los cambios de apoyo y la dirección son rápidos. Además, esta no peca de un exceso de asistencia como ocurre en algunos de sus rivales. Si bien no es tan informativa y precisa como la de algunos de los deportivos de la marca, tanto el tacto y grosor del volante como la respuesta de la dirección te parecerán muy placenteros.

Fuera del asfalto, el BMW X6 también es capaz de hacer sus pinitos. La tracción xDrive es la misma que podemos encontrar en otros modelos de la gama, un sistema de tracción total permanente con diferencial central autoblocante, pero en este modelo, al igual que ocurre en el BMW X5, puede complementarse con el Paquete xOffroad.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Este paquete incluye la suspensión adaptativa, diversas protecciones, pantallas específicas en la instrumentación y la pantalla de control y cuatro modos de conducción para circular sobre sobre arena, rocas, grava o nieve. Eso sí, es importante tener en cuenta los neumáticos que usamos y su perfil, pues no encontraremos ni reductora ni bloqueos de diferencial.

Sí que encontramos de serie un asistente de descenso de pendientes y, sin la suspensión neumática (con ella mejoran las cifras), cuenta con un ángulo de entrada de 25.1º, de salida de 21.7º y ventral de 17.9º, con una profundidad de vadeo de 500 mm, una capacidad de pendiente del 60% y una altura libre de 216 mm (256 mm con la suspensión neumática).

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

En materia de asistencias a la conducción, cuenta con detector de objetos en ángulo muerto, alerta y asistente de cambio de carril, lector de señales de tráfico, aviso pre-colisión, detector de fatiga, frenada automática en ciudad o un mejorado asistente en atascos. Además, estrena el nuevo Asistente de Parada de Emergencia.

Con este sistema el propio X6 toma los mandos cuando el conductor se ve incapacitado por una urgencia médica. El coche es capaz de parar en el mismo carril o incluso en el arcén dependiendo del entorno y lugar dónde se produzca el problema. El conductor solo tendrá que tirar del freno de mano (cuando circule entre 70 y 100 km/h) para que el sistema se active.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Este sistema se acompaña de una llamada a los servicios de emergencia para que asistan al conductor lo antes posible.

Llama también la atención el asistente de marcha atrás, capaz de reconocer los últimos 50 metros recorridos para, en caso de tener algún problema, recorrerlos marcha atrás sin necesidad de hacer absolutamente nada más que controlar el freno. Se encienden los indicadores luminosos del volante y funciona aunque apaguemos el motor.

Equipamiento y precio

En España, todos los BMW X6 incluyen de serie el climatizador automático, freno de mano eléctrico, sistema multimedia con navegación y pantalla de 12,3 pulgadas, bluetooth, puertos USB, acceso a internet y a aplicaciones, instrumentación digital, espejos térmicos, tapizado en piel, asientos térmicos, arranque por botón y portón trasero eléctrico.

También sin coste podemos encontrar faros Full LED, volante multifunción en piel, apoyabrazos central delantero y trasero, retrovisores abatibles, aviso pre-colisión, alerta de cambio de carril, frenada automática en ciudad, llantas de aleación, detector de peatones, detector de fatiga, sensor de lluvia, encendido automático de luces…

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

Se ofrecen varios paquetes de equipamiento muy completos: TravelComfort PlusInnovation.

Como es habitual en BMW, se ofrecen varias líneas de equipamiento que aumentan la dotación a un precio más atractivo. En el nuevo BMW X6 se denominan xLine la más campera y Paquete M-Sport el que ensalza el carácter dinámico del modelo. Con estos paquetes se cambia incluso el enfoque del vehículo, mejorando considerablemente el impacto visual.

Igualmente, aquellos que quieran dotar al SUV de un aspecto realmente radical pueden optar por los accesorios de M Performance Parts, encontrándonos incluso algunos elementos que mejoran el rendimiento. También podemos recurrir al extenso listado de opcionales de los que hace gala el modelo, aunque cuidado con las cifras que puede alcanzar la factura final.

Opinión y prueba BMW X6 xDrive30d diésel 265 CV 2020

El precio del BMW X6 es inferior al de sus principales alternativas, como el Mercedes-Benz GLE Coupé, el Audi Q8 o el Porsche Cayenne Coupé.

Los precios recomendados en España para la gama del BMW X6 2020 sin descuentos ni promociones son los siguientes:

Modelo Potencia Precio
X6 xDrive40i 340 CV / (250 kW) 81.850€
X6 M50i 530 CV / (390 kW) 115.700€
X6 M 600 CV / (441 kW) 151.100€
X6 M Competition 625 CV / (460 kW) 168.796€
X6 xDrive30d 265 CV / (195 kW) 83.200€
X6 xDrive40d 340 CV / (250 kW) 88.350€
X6 M50d 400 CV / (294 kW) 115.700€

  • Gran calidad de realización interior. Empleo de materiales muy acertado que incrementan la sensación de excelencia.
  • Abundantes posibilidades de equipamiento.
  • Nuevos modos de conducción fuera del asfalto con el paquete xOffroad.
  • Confort y dinámica superiores a pesar de sus notables dimensiones.
  • Fuerte apuesta por la tecnología, especialmente en materia de asistencias a la conducción.
  • Prestaciones más que suficientes incluso en esta versión de acceso.

  • Sus dimensiones pasan factura en aparcamientos y otros espacios reducidos.
  • Precio de partida elevado, pero por debajo del de sus rivales.
  • Precio desorbitado de algunos opcionales.
  • La pantalla de la instrumentación podría estar mejor integrada y cubrir todo el espacio en lugar de ser rectangular, como ocurre en Audi.
  • Base de las guanteras de las puertas sin forrar.
  • Los cinturones no tienen ajuste de altura.
  • Maletero más pequeño que el de sus rivales.

Galería de imágenes

[ad_2]

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *