Todo lo que tienes que saber

Todo lo que tienes que saber


No existe ninguna duda de que los neumáticos de invierno son uno de los elementos más importantes en la conducción sobre nieve o hielo. Un neumático inadecuado para nuestro vehículo o en mal estado aumenta considerablemente la probabilidad de sufrir un accidente, algo que se incrementa en condiciones climatológicas adversas.

España es un país cálido, la situación económica no es favorable y muchos usuarios carecen de espacio para guardar cuatro ruedas “de repuesto”. Sin embargo, recordemos las nevadas vividas en estos últimos tiempos. Os vamos a dar algunos argumentos para que, el que quiera y pueda, sepa lo que son y para qué sirven los neumáticos de invierno.

Todo lo que tienes que saber

Es imprescindible tener el neumático adecuado para las condiciones adecuadas.

En nuestro artículo acerca del marcaje de los neumáticos dedicamos un breve párrafo al específico de invierno. Sin embargo, hoy vamos a profundizar un poco más en este aspecto. En primer lugar, conviene saber que pese a su nombre y quizá su marcaje, estos neumáticos se recomiendan sobre todo para las llamadas “carreteras negras”.

Los neumáticos de invierno más comunes son los que las marcas destinan a aquellos países europeos donde en la temporada invernal predominan las “carreteras negras”. Es decir, vías que no están recubiertas de nieve o hielo varios meses, pero que presentan condiciones meteorológicas adversas y temperaturas bajas.

Neumáticos de invierno: Dónde y cuándo utilizarlos

Muchos de vosotros diréis que en el sur de España, en las islas o en las zonas de costa no es necesario. La verdad es que razón no os falta, el problema son el resto de las zonas de la geografía nacional. En España hace mucho más frío del que creemos. Basta con mirar un mapa oficial de temperaturas de la Agencia Estatal de Meteorología para darse cuenta de ello.

Por definición, los neumáticos de invierno están compuestos por una clase de gomas y diseñados con un dibujo específico. Este está concebido para un uso frecuente en regiones con bajas temperaturas, presencia de lluvia constante y nieve. Y ojo, porque cuando hablamos de bajas temperaturas, nos referimos a temperaturas por debajo de los 7ºC.

Los neumáticos de invierno nos ayudan a circular sobre nieve o hielo

Aquí puedes ver cómo almacenar neumáticos de invierno correctamente.

El uso de neumáticos de invierno es obligatorio en algunos lugares del planeta. Es el caso de los países del norte de Europa, las regiones más frías de América del Norte o Rusia. En estos países, los conductores están obligados a montarlos durante las estaciones más frías. Luego las guardan durante el verano debido a la degradación acelerada que experimentan.

¿Hablamos del mismo dibujo o composición?

Los neumáticos de invierno son diferentes de los neumáticos comunes. La banda de rodadura de un neumático de invierno posee un dibujo especial con más ranuras y surcos. Están diseñados para evacuar y ofrecer una mejor tracción. Para ser considerado neumático de invierno, el dibujo no puede contar con una profundidad inferior a 3 mm.

Los neumáticos de invierno no son una estrategia comercial, o algo sin efectividad si se tiene un vehículo convencional. No necesitamos tener un SUV o un todoterreno para montarlos. Todo lo contrario, son un producto de características y composición especiales para cualquier tipo de vehículo que utilicemos en zonas frías.

See also  The Skoda KAROQ facelift is seen for the first time

Todo lo que tienes que saber

Los neumáticos de invierno vienen identificadas por un copo de nieve en una montaña, situado en el flanco.

Están diseñados expresamente para combatir la peores condiciones climatológicas. Optimizan el agarre sobre firmes helados y mejoran el drenaje con respecto a un neumático convencional. Se trata de gomas con un dibujo diferente y surcos de mayor ancho y profundidad. También incluyen pliegues del dibujo laterales para un mejor agarre en nieve y lluvia.

La composición específica de sus materiales evita el endurecimiento de la goma a bajas temperaturas. Esto marca la diferencia con respecto a un neumático convencional que no mantiene en igualdad de condiciones la adherencia en el punto de congelación. En cualquier caso, siempre debemos tener presentes los consejos de conducción invernal.

Todo lo que tienes que saber

Recuerda que los neumáticos de invierno, pese a su capacidad de drenaje, no son adecuados para todo el año. Los neumáticos convencionales los superan en rendimiento cuando las temperaturas son altas y se circula sobre seco. Por ello es necesario sustituir unos por otros dependiendo de la temporada. Otra opción es recurrir a los neumáticos All Season.

El marcaje específico de los neumáticos de invierno

Como norma general, los neumáticos de invierno llevan el marcaje “M+S” (Mud&Snow). Sin embargo, no todos los neumáticos con dicho marcaje entran dentro de los certificados neumáticos de invierno. El marcaje ‘M+S’ también se puede encontrar en gomas para vehículos con tracción integral así como la de algunos camiones.

El único marcaje que nos permite reconocer un neumático de invierno probado es el pictograma que representa una montaña con un copo de nieve encima. Este desconocido pictograma se conoce como 3PMSF (Three Peak Mountain Snow Flake).

Todo lo que tienes que saber

Datos curiosos de los neumáticos de invierno

En la actualidad hay cierto desconocimiento por parte de los usuarios. Erróneamente se piensa que se trata de una clase de neumáticos aptos sólo para las condiciones más frías. Para desmentir esta falsa creencia, os he traído algunos datos acerca de los neumáticos de invierno:

  • Con suelo seco, en verano. El neumático de invierno es menos efectivo que el de verano. En una frenada de emergencia de 50 km/h a 0 km/h, el neumático ayudará a que nuestro vehículo se detenga hasta 1,5 metros antes que uno de invierno.
  • En verano, con el suelo mojado. Durante una frenada de emergencia de 80 km/h a 0 km/h, el neumático de verano ayudará a que nuestro vehículo se detenga hasta 4 metros antes que el mismo coche, a la misma velocidad, calzado con neumáticos de invierno.
  • Con el suelo mojado, en invierno. De 50 km/h a 0 km/h, un vehículo equipado con neumáticos de invierno se detendrá hasta 1.5 metros antes que el mismo vehículo equipado con neumáticos de verano.
  • En invierno con el suelo nevado. La frenada de 50 km/h a 0 km/h nos tomará una distancia de 60 metros con los neumáticos de verano frente a los 30 metros que necesitaremos para detenernos si equipamos neumáticos de invierno.
  • En invierno con el asfalto helado. Para frenar el vehículo de 30 km/h a 0 km/h necesitaremos 46 metros con los neumáticos de verano frente a los 26 que necesitaremos con los neumáticos de invierno.

Todo lo que tienes que saber

Ha quedado demostrado que los neumáticos que normalmente montamos en nuestros vehículos pierden parte de sus propiedades de adherencia, tracción y frenado por debajo de los 7ºC. Un neumático de invierno ofrece mayor capacidad de tracción, adherencia y capacidad de frenada por debajo de los 7ºC que un neumático convencional.

Ventajas de los neumáticos de invierno frente a la ley

Según el Reglamento General de Vehículos, basado en el Real Decreto 2822/1998, de 23 de Diciembre, los neumáticos de invierno son una alternativa legal a las cadenas. Además de permitirlo la ley, si nos metemos a hablar en el tema del engorro que supone bajar del coche y pelearse con las cadenas o las fundas…

See also  The SsangYong Tivoli is on sale this January 2022

Revisa tus neumáticos de invierno

Cuanta menos temperatura, mayor diferencia entre la presión que medimos y la real. Para compensar la posible diferencia, es aconsejable aumentar 0,2 bares la presión recomendada por el fabricante del vehículo. El rendimiento en nieve o hielo se reduce significativamente si la profundidad del dibujo (también su presión) cae por debajo de los 4 mm. Por debajo de los 2 mm desaparece toda capacidad invernal.

Todo lo que tienes que saber

La presión se debe comprobar siempre con los neumáticos fríos. No debemos haber rodado más de un par de kilómetros y, por supuesto, no tener la tentación de reducirla para aumentar el agarre. Los neumáticos con baja presión no tienen ese mayor agarre que pensamos. Además, son muy propensos al recalentamiento y las explosiones.

Diferencia del precio y el almacenaje

La diferencia de precio existente entre un neumático convencional y uno de invierno no supone un coste muy elevado. La media sitúa al neumático de invierno con un sobrecoste que oscila entre un 10% y un 15% respecto a la goma convencional. Además, mientras hacemos uso de los neumáticos de invierno no utilizamos los convencionales.

A ello hemos de sumarle que no estamos obligados a usar cadenas o fundas. Así no penalizamos el consumo, aumentamos la seguridad exponencialmente y reducimos la posibilidad de producir una avería con otros sistemas para circular sobre nieve. Los neumáticos de invierno se convierten prácticamente en una necesidad para los que rueden mucho por las zonas frías.

Todo lo que tienes que saber

No tengo el dinero ni el espacio de almacenamiento, ¿hay alternativas?

Una alternativa al cambio de neumáticos es llevar cadenas metálicas para la nieve o cadenas textiles (fundas). Hechas de un material especial, vienen preparadas para adherirse sobre firmes deslizantes. Cualquiera de estos puede utilizarse con neumáticos estándar. No ofrecen especiales dificultades a la hora de su instalación y son fácilmente almacenables.

Ojo, huye de sprays milagrosos y demás, no funcionan y pueden deteriorar la goma.

Pero no nos equivoquemos, no son igual de efectivos. Además, tienen la contrapartida -en el caso de las cadenas- de deteriorar suspensiones, dirección, e incluso de dañar algún sistema del vehículo en caso de rotura. Las fundas se estropean perdiendo toda efectividad una vez que se abandona firme nevado. En carreteras medio nevadas es incómoda su utilización.

¿Qué neumáticos de invierno compro?

Son muchos los fabricantes que incluyen diferentes modelos de neumáticos de nieve en sus catálogos. Ya que te decides a comprar unos neumáticos de estas característica y asumes el gasto que supone la compra de un segundo juego de gomas de nieve, busca el aval de fabricantes con experiencia en la fabricación de este tipo de productos.

Ojo, esto no implica tener que comprar lo más caro. Más o menos, la temporada de invierno es de octubre a abril. E base a ello, para rodajes por debajo de los 5.000 kilómetros en un vehículo medio convencional, un producto de gama media-baja nos ofrece muy buenas características. Sin incurrir en un gasto enorme, nos pueden durar un período de tiempo más que razonable.

Todo lo que tienes que saber

Si las distancias recorridas exceden de esos 5.000 kilómetros, ya se hace aconsejable optar por una gama media o media-alta. Esto es especialmente importante si se trata de vehículos premium y de altas prestaciones. En estos casos invierte en un juego de neumáticos que garantice una mayor duración. Al fin y al cabo, de octubre a abril pasa alrededor de medio año.

See also  The new Skoda Enyaq iV Coupé will be a reality at the end of January

Tipos de neumáticos de invierno

Neumáticos direccionales

Respecto al tipo de neumático, si lo que más priorizamos es un buen comportamiento en vías mojadas y resbaladizas o en nieve y barro, con buena motricidad y correcta frenada, lo más adecuado sería optar por neumáticos de nieve direccionales.

Por otra parte, hemos de tener en cuenta que, si lo que queremos es aumentar el grado de seguridad en curva, con buena direccionalidad y una larga vida de los neumáticos, lo suyo sería decantarse por neumáticos de invierno asimétricos, de un uso algo más polivalente.

Neumáticos asimétricos

Un neumático de banda de rodadura asimétrica tendrá un dibujo diferente a cada lado del neumático. Disponen en el flanco de la indicación correspondiente al montaje. En estos casos “inside” nos indica la parte interior y “outside” la exterior.

Los tacos de la banda de rodadura en el flanco exterior del neumático son más grandes. Esto garantiza estabilidad en curva, evitando el deslizamiento y favoreciendo la tracción lateral. Al mismo tiempo, previene el desgaste prematuro del dibujo lateral. Cabe destacar que una tracción lateral óptima y estable se traduce en mayor vida útil para el neumático.

Todo lo que tienes que saber

El lado interior de la banda es el responsable de la evacuación del agua sobre la que se circula y de la adherencia longitudinal. Los tacos de la banda interior son algo más pequeños y algo más cortos. También cuentan con un mayor número de laminillas o pliegues. En esencia, ayuda en la evacuación de grandes cantidades de agua, favoreciendo la tracción.

Los neumáticos de invierno son direccionales en su mayoría. Su dibujo suele tener forma de V o similar, favoreciendo la evacuación de agua y nieve. Cuando la rueda está girando, lo primero que toca el firme es el vértice de la V o dibujo similar. A continuación pasa a lo largo de los surcos hasta los bordes de la banda, evacuando a nuestro paso.

Neumáticos simétricos

Se podría hablar también de los neumáticos simétricos. Son los que no tienen una colocación específica. Con ello ofrecen las mismas capacidades giren en la dirección que giren. Sin embargo, son más propios de vehículos industriales, resultando poco habituales.

Nuestra opinión de los neumáticos de invierno

Si vives en una zona fría o lluviosa, resulta conveniente que te hagas con un juego de neumáticos para el invierno. Durante las pruebas que en alguna ocasión hemos realizado con esta clase de neumáticos nos ha llamado la atención la calidad de la tracción en suelo mojado o con nieve que tienen este tipo de neumáticos frente a los de verano.

En la prueba del slalom, la fiabilidad con la que se movía el vehículo entre los conos era sobresaliente. En la prueba de frenada de emergencia, los datos registrados nos confirmaban la capacidad de agarre en frenada que tenían los neumáticos con compuestos diseñados para las bajas temperaturas frente a los neumáticos convencionales.

Todo lo que tienes que saber

Si en verano te pones manga corta porque hace calor y en invierno manga larga porque hace frío ¿Por qué no equipas tu vehículo correctamente para todas las estaciones?

Lógicamente, si vives en zonas cuya temperatura mínima media supera con creces la temperatura requerida para el uso de estas gomas, no hace falta ni que te plantees montar este producto en tu  automóvil. Si tienes dudas, lo mejor es probar con un juego y si no te gusta, no lo compres nunca más.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *